#1572

¡Qué interesantes aportaciones Marta y Mireya!
Estoy de acuerdo con vosotras, dado que la conducta se explica como la interacción de la persona con su ambiente, y que siempre está sujeta a las leyes de aprendizaje, se hace también necesario trabajar con los mediadores del entorno del paciente adulto.
Sin embargo, al contrario de lo que ocurre en el caso de los niños, con los adultos es infrecuente que vengan acompañados a la consulta. ¿Por qué creéis que pasa esto? ¿Consideraríais importante que se cambiara? ¿Cómo podríamos conseguirlo?