Mostrando 1 respuesta al debate
  • Autor
    Entradas
    • #1671
      MARTA ORTEGA OTERO
      Participante

      Tras la Sesión Clínica titulada “Las nuevas tecnologías y la terapia psicológica, ¿asuntos compatibles?”, me gustaría conocer vuestra opinión al respecto, ¿creéis que pueden ser útiles tales herramientas para la psicoterapia?, ¿harías teleterapia?

      ¡Generemos un interesante debate!

    • #1680
      LOURDES CONDE ALVAREZ
      Participante

      Qué interesante Marta!!! Bien elegido el Psico-debate!!!

      Respondiendo a la primera pregunta que lanzas, sin duda alguna, creo que las TIC´s son herramientas de gran utilidad para la psicoterapia. Debemos, podemos y queremos acercarnos al mundo que rodea al paciente hoy en día…y si un WhatssApp, una app, los e-mails o hacer una videollamada, nos ayuda a ello, bienvenido sea! Eso sí, como para todo, el profesional debe conocer el medio, así como sus ventajas y desventajas…porque “haberlas haylas”.
      Como mayor ventaja destacaría el poder ayudar a alguien que puede encontrarse a una gran distancia física de nosotros, que cuenta con horarios complicados, e incluso, con problemáticas que no le permiten acceder a una consulta al uso (pensemos en un paciente que sufre agorafobia o fobia social por ejemplo).
      Como mayor desventaja, la frialdad del medio a priori, las carencias de la falta de contacto “físico” o las dificultades que podamos encontrar en cuanto a leyes y protección de datos.

      En cuanto a la segunda pregunta que planteabas, sí, haría teleterapia. Creo que algunas veces supone más rechazo por parte del propio profesional que no se encuentra a gusto en ese ambiente desconocido que por parte del paciente, pero una vez entrenado en ello, es un medio tan válido como el presencial.
      La intervención en emergencias psicológicas que se realizan a través del teléfono, es algo que en su momento también fue un gran choque para muchos de los profesionales que trabajamos en ello a través de voluntariados, pero una vez salvados los propios miedos personales, y sustituidas algunas armas profesionales por otras (el contacto cara a cara en pro de las características paralingüísticas de la comunicación oral por ejemplo), la fórmula funciona y nos acerca a un público que jamás visitaría a un psicólogo de no tener esa opción.

      ¿Por qué no utilizar y aprovechar los avances tecnológicos en nuestro trabajo siempre que contemos con las medidas de formación y seguridad necesarias?

Mostrando 1 respuesta al debate
  • Debes estar registrado para responder a este debate.