MAYORES

Esta etapa de la vida tiene su propio contexto social que enmarca los problemas propios de la edad. Las parejas se rompen con más facilidad, y el cuidado del cuerpo y el ocio, también son un bien de consumo. Las personas viven más y quieren vivir mejor. La vida se alarga y las personas mayores, cada vez acuden más al psicólogo para solucionar problemas que antes eran privativos de los adultos solamente. Son más protagonistas de sus vidas y suelen seguir implicados en la vida de los hijos hasta más tarde, para cubrir necesidades perentorias, esto puede aumentar el estrés y la ansiedad.

Por muy mayores que sean las personas, el apoyo psicológico puede ser de gran ayuda para su confort vital.

En la sociedad del bienestar y la juventud aceptar el paso de los años y nuestra llegada a la vejez puede ser un proceso complicado de llevar a cabo. Implica adaptarse a una serie de cambios:

  • En el ámbito laboral, se da el paso de la vida activa a la jubilación.

  • El área social también sufre cambios: se reduce el tiempo que compartimos con antiguos compañeros de trabajo con los que hasta ahora se han pasado muchas horas diarias (a algunos de ellos incluso se dejará de verlos), y se incrementa el tiempo disponible para las relaciones sociales con personas de otros ámbitos de nuestra vida.
  • Del mismo modo, se puede producir un considerable incremento del tiempo libre no siempre dedicado al ocio y las actividades placenteras.
  • En el ámbito familiar, es habitual que los hijos tengan poca ayuda para la crianza de los nietos en muchas ocasiones hay que colaborar en el cuidado de los mismos y a veces también  de los más ancianos de la familia, ya que la esperanza de vida larga hace que convivan tres y cuatro generaciones juntas  o cercanas.

  • En el ámbito de la pareja, el cese de la vida laboral implica un aumento del tiempo que se pasa juntos, y una redistribución de las tareas domésticas.
  • En ocasiones se dan también procesos de ruptura de la pareja tras años de convivencia. Ya que hoy se considera el divorcio tanto un fracaso como un derecho
  • El fallecimiento de personas cercanas (amigos, pareja, familiares…) es mucho más frecuente en esta edad, lo que puede  llevar a vivir una sucesión de duelos y a hacer a las personas  más conscientes de su propio proceso vital.
  • A ello se le pueden unir cambios tanto orgánicos (por ejemplo: pérdidas de audición, de visión, limitaciones de movilidad…) como cognitivos (suele haber más despistes y fallos de memoria, y les puede costar más orientarse  en sitios desconocidos…) llegando incluso a aparecer y/o agravarse enfermedades crónicas como artritis reumatoide, patologías cardíacas, dificultades respiratorias…

Se estima que estos cambios tienen un impacto sobre la salud mental de entre un 40 y un 45% de los mayores de 60 años: ansiedad, depresión, estrés, duelos patológicos, dificultades sexuales, trastornos del sueño…

¿EN QUÉ ME PUEDE AYUDAR EL PSICÓLOGO ANTE TODOS ESTOS CAMBIOS?

Al igual que en las etapas vitales anteriores, el psicólogo puede ayudar a gestionar los comportamientos de manera que la calidad de vida sea mayor.

En concreto, a las personas mayores les puede ayudar:

  • A gestionar las emociones que los cambios les despiertan: miedo, incertidumbre, alegría…
  • A aceptar los deterioros que se experimentan  y aprender a vivir con ellos.
  • A retomar contactos perdidos o abandonados, y también a ampliar su círculo social conociendo nuevas personas.
  • A relacionarse con los  hijos de manera diferente.
  • A aprender a cuidarse mientras cuidan  a los demás
  • A pensar qué hacer en su  tiempo libre, orientarse en la búsqueda de grupos y lugares donde practicar mis hobbies…
  • Dándoles estrategias y habilidades para gestionar los conflictos que se pueden generar.
  • A adaptar su vida afectiva y sexual a los cambios físicos fisiológicos  y psicológicos que se están produciendo.
  • A disfrutar manteniendo un estilo de vida activo a pesar de las pérdidas que van sufriendo.

¿EN QUÉ ME PUEDE AYUDAR EL PSICÓLOGO ANTE TODOS ESTOS CAMBIOS?

Tras un análisis individualizado de qué cosas son las que me resultan más sencillas y cuáles más complicadas, se plantean objetivos de cambio y se valora conjuntamente la mejor manera de conseguirlo.

Se puede trabajar de forma individual, en pareja, en familia o incluso en grupos, dependiendo de cuáles sean los objetivos marcados.

“Conocimiento, método y experiencia en psicología, aplicados con profesionalidad, sencillez y calidez. “
Inscrito en el Registro:CS6946
¿DÓNDE ESTAMOS?

CALLE ZURBARÁN, 14, BAJO DCHA. 28010 MADRID

Autorizado por la Comunidad de Madrid como Centro Especializado de Psicología Clínica